Fungicides

Ensayo de estabilidad del ácido propiónico frente a la granulación

B. Huerta¹, N. Llopis² S. Sanz³, P. Puig ³, P. Peñalver¹

1 Departamento de Sanidad Animal Universidad de Córdoba, Córdoba
2 Lidervet S.L., Tarragona, Spain
3 Laboratorio Salomón Márquez, Ulldecona, Tarragona

Resumen

Los ácidos grasos de cadena corta (AGCC) son utilizados en las fábricas de piensos para combatir las micosis y las salmonelosis, esta última zoonosis es de la máxima preocupación del legislador. En este trabajo se estudia la estabilidad del ácido propiónico (AGCC) frente al procesamiento térmico del alimento compuesto al objeto de conocer el grado de protección en que queda el alimento.

Abstract

Short-chain fatty acids (SCFA) are used in compound feed factories to fight against mycoses and salmonellosis. Salmonellosis is one of the most worrying zoonosis for the legislator. In the present work, the stability of propionic acid (SCFA) with regards to the thermic processes in feed factories has been studied, with the aim of knowing what is the level of protection for the compound feed.

Palabras clave

Ácido propiónico, salmonelosis, micosis, peletización

Antecedentes

La fabricación de piensos compuestos evoluciona día a día debido a las exigencias de la sociedad por conseguir alimentos más seguros, de mayor calidad y, dentro de lo posible, más baratos.

Los objetivos principales de seguridad alimentaria en los productos avícolas son:

1- El control de las salmonelosis, dado que es la zoonosis con mayor presencia y peligro para el consumidor, especialmente en niños, ancianos y personas inmonudeprimidas, y uno de los principales problemas de Salud Pública que puede tener su origen en los productos animales (3) (4).

2- El control de las contaminaciones fúngicas que afectan a los productos destinados a la alimentación de los animales, y que pueden ser origen de micotoxicosis.

Para luchar contra estos microorganismos, el fabricante de piensos dispone del tratamiento térmico mediante vapor y presión (granulación) y de los ácidos grasos de cadena corta; de estos últimos, los más utilizados son el ácido fórmico, el ácido propiónico, el ácido láctico y últimamente el ácido butírico cuya eficacia ha sido demostrada en numerosos trabajos. Asimismo la acidificación del medio baja al umbral térmico de resistencia de las bacterias (6), motivo por el que se aconseja la incorporación de los AGCC en la mezcladora, ya que mejoran la eficacia de la granulación desde el punto de vista sanitario.

En nuestro país, es habitual el uso de estos ácidos grasos de cadena corta en forma de polvo o de líquido, formulados como ácidos o como mezclas de ácidos en equilibrio con sus correspondientes sales amónicas.

Justificación

Dado que estos ácidos grasos de cadena corta se presentan normalmente en estado líquido y poseen una presión de vapor muy elevada, especialmente el ácido propiónico con una Pa de 390 mm Hg a 20ºC (1), se incluyen dentro del rango de sustancias "muy volátiles" (de 100 a 500 mm de Hg). Si a ello sumamos que a mayor temperatura, mayor Pa para un mismo líquido, creemos necesario estudiar la estabilidad del ácido propiónico en el procesamiento térmico del alimento compuesto, a fin de conocer el grado de protección que permanece en el producto final.

Material y métodos

MATERIAL

Granuladora marca CPM de 220 CV. de potencia nominal
Enfriador contracorriente marca Geelen
Mezcladora de pienso marca Mabrik-Rosal de 5.000 kg. de capacidad de mezcla
Cromatógrafo gases HP 6890 con detector selectivo de masas HP 5973
3 Fungicidas comerciales líquidos (A-B-C)

OBTENCION DE LAS MUESTRAS

Previo a la adición de estos productos a ensayar en la mezcladora, se valoró el contenido de ácido propiónico de los tres, comprobando que cumplían las cantidades indicadas por los fabricantes en las etiquetas de los contenedores.

Se cogieron 3 sacos de papel habituales de la fábrica de pienso, y se les identificó con el nombre de los fungicidas en ensayo (A – B – C).

Se tomaron 3 muestras de cada fabricación, que se iban depositando en el saco correspondiente, previamente identificado con el nombre de los fungicidas ensayados. El contenido de cada uno de los 3 sacos se homogeneizó al final del proceso de fabricación.

Posteriormente, se sacaron 3 muestras representativas de cada uno de los sacos, correspondientes a los 3 fungicidas ensayados, para sus análisis.

Las muestras de pienso se pusieron en maceración con metanol, hasta la máxima extracción. Se validó el método de trabajo mediante dopaje de las muestras con concentraciones conocidas de ácido propiónico. (5)

DISEÑO DEL ENSAYO

A pesar de que valoraremos solo el ácido propiónico (se han obviado las concentraciones de ácido fórmico al objeto de dificultar la identificación de los productos comerciales), para este ensayo hemos dispuesto de tres fungicidas comerciales en forma líquida, que contienen ácido propiónico y ácido fórmico:

1- Producto A: Ácidos sin neutralizar.

2- Producto B: Mezcla de ácidos (con un contenido del 95% de ácidos en forma libre y un 5% en forma de sales amónicas) con sus correspondientes sales amónicas, estabilizados en un aceite comestible.

3- Producto C: Mezcla de ácidos en equilibrio químico con sus correspondientes sales amónicas.

Los tres productos se adicionaron en una mezcladora de pienso de 5000kg de capacidad, marca Mabrik- Rosal a la dosis de 2 kilos/T de pienso

Ácido Propiónico pH Formulación
Producto A 80% ≤ 1 Ácidos sin neutralizar
Producto B 52% ≤ 3 Soportado en aceite alimenticio estabilizado
Producto C 40% ≤ 5 En equilibrio con sus correspondientes sales amónicas

El ensayo se realizó en una fábrica de piensos. Durante la preparación de las mezclas, la temperatura en el interior de la fábrica osciló entre 26 y 28ºC, y la humedad relativa del aire fue del 64%.

Al objeto de que las condiciones de todo el proceso fueran lo más parecidas posibles, se prepararon 36 mezclas de pienso para broiler según la siguiente tabla:

.

El pienso fue procesado siguiendo las pautas de fabricación habituales, pasando por el acondicionador donde se mezcló con vapor a 123 ±3ºC durante unos 6 segundos y granulándose a una presión de 3,5 bars en una matriz de 3,5 mm de taladro y 55 mm de espesor.

Las temperaturas alcanzadas por el pienso durante el proceso fueron:

Temperaturas alcanzadas por el pienso
Acondicionador 60ºC - 70ºC
Salida de la granuladora 66ºC - 78ºC
Salida del enfriador 27ºC +/- 7ºC

Resultados

Se analizó, mediante cromatografía de gases (2), solo el contenido en ácido propiónico de las tres muestras representativas de cada saco, obteniendo los siguientes resultados:

  • El producto A: 52,80% (perdió un 34,0% de ácido propiónico).
  • El producto B: 49,86% (perdió un 4,1% de ácido propiónico).
  • El producto C: 34,04% (perdió un 14,9% de ácido propiónico).
Riqueza final en Ácido propiónico Pérdida
Producto A 52,80% 34,0%
Producto B 49,86% 4,1%
Producto C 34,04% 14,9%

La siguiente tabla muestra los contenidos en ácido propiónico antes y después de la granulación.

.

El mejor resultado se obtuvo con el producto B, estabilizado sobre un aceite comestible, que tras la granulación conservó un 95.9% del ácido propiónico que se había añadido al pienso compuesto mediante el fungicida comercial.

El producto C, más neutralizado, conservó el 85.1% del ácido propiónico, mientras que el fungicida A, sin neutralizar, presentó el peor resultado, con diferencia, al perder en la granulación y posterior enfriamiento hasta 1/3 del ácido incorporado al pienso (34%), disminuyendo considerablemente la dosis protectora presente en el pienso compuesto (66%). Esta diferencia en la pérdida de ácido propiónico entre ambas muestras podría deberse al contenido en sal amónica del fungicida C, que lo hace más estable, de forma que sólo se volatilizó una fracción del ácido libre.

Conclusiones

En base a estos resultados, consideramos que la estabilización del ácido propiónico en aceite comestible sería el método más adecuado para la preparación de piensos compuestos, al garantizar la concentración más alta de ácido tras la granulación (95.9%).

Debemos considerar, además, que el medio lipídico permite formular productos comerciales poco corrosivos incluso a pHs bajos; es decir, con ácido propiónico en forma totalmente SIN disociar (forma activa).

Si bien mediante la incorporación de ácidos grasos de cadena corta y la granulación se puede llegar a conseguir piensos compuestos exentos de bacterias y hongos, sería deseable también que esta protección llegase hasta el comedero del animal.

Referencias bibliográficas

1.-Internacional Chemical Safety Cards: 0806 (1997)
2.-Análisis de ácidos grasos volátiles, Método SGE Vol. 95-96 pp. 14
3.-Reglamento CE 2160/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de noviembre, sobre el control de la Salmonella y otros agentes zoonóticos específicos transmitidos por los alimentos. DOUE nº L 325 de 12/12/03 pp. 01-015
4.-Directiva 2003/99/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de noviembre, sobre la vigilancia de las zoonosis y los agentes zoonóticos, por la que se modifica la Decisión 90/424/CEE del Consejo y se deroga la Directiva 92/117/CEE del Consejo. DOUE nº L 325 de 12/12/03 pp. 31-40
5.-PUIG, P., SANZ, S. Determinación mediante dopaje de ácidos grasos de cadena corta en piensos compuestos para animales. (Informe interno)
6.-SANCHO, J. (1975) Antibióticos y otros conservadores en la industria de la alimentación. Afinidad pp. 624-633