Emulsionantes tecnológicos

Los emulsionantes son unos aditivos que están constituidos por ácidos grasos unidos a moléculas polares que pueden ser tan sencillas como un simple catión. Los emulsionantes permiten mezclar lípidos con sustancias polares siendo su resultado un líquido más o menos turbio, pero homogéneo de aceite o grasa en agua u otro solvente polar.


Los emulsionantes tecnológicos se emplean para unir de manera íntima y homogénea sustancias solubles en agua con sustancias solubles en aceite y grasa. Igualmente son empleados para limpieza de conducciones, y también como antiespumantes, pues rebajan la tensión superficial. Para cada aplicación es necesario un emulsionante distinto.

El valor de su balance Hidrofílico Lipofílico (HLB) va de 1 a 20, siendo usados:

Valores de 1 a 10: para emulsionar pequeñas cantidades de sustancias solubles en agua en grasas.

Valores de 10 a 20: para la emulsión de pequeñas cantidades de sustancias solubles en aceite en agua.

Aún así, para formular el producto más adecuado para resolver el problema presentado, siempre es necesario ensayar para cada situación el emulsionante o mezcla de los mismos.